fbpx
CONTACTAR
  935 851 265
  621 253 220
ley segunda oportunidad

¿Qué dice la ley?

La Ley de la 2ª oportunidad es un mecanismo legal, mediante el cual, aquellos deudores que han perdido su patrimonio, quedan liberados de sus deudas.

¿Quién puede acogerse?

Para acogerse a la Ley de 2ª Oportunidad no es necesario haber recibido reclamaciones jurídicas, o estar en la ASNEF.
Si una persona sabe que no puede pagar sus deudas, puede acogerse a las ventajas de la Ley de la 2ª oportunidad, sin esperar a tener reclamaciones, y embargos.

Son muchos los casos de clientes que hemos resuelto favorablemente en nuestro buffet. Todos ellos han sido casos de éxito y han quedado libres de deudas para emprender de nuevo su vida y sus ilusiones profesionales.

¿Quedaré completamente libre de deudas?

Una vez que el juez decreta el perdón de todas las deudas, la persona puede volver a tener bienes a su nombre y ser administrador de sociedades, sin ningún tipo de problema.

La Ley de la 2ª Oportunidad opera como una barrera protectora contra las reclamaciones y apremios de los acreedores, permitiéndole al deudor ganar tiempo, para realizar su patrimonio en las mejores condiciones posibles. Y si sin embargo, el producto de su realización no permite la satisfacción de todos los acreedores, los créditos restantes quedan perdonados.

Los embargos y  procedimientos de ejecución se suspenden desde el mismo momento de acogerse a la Ley de 2ª Oportunidad, mucho antes de obtener el perdón de las deudas, que se consigue al final del procedimiento.

En aquellos casos en los que el deudor tenga una casa hipotecada, y el capital del crédito hipotecario sea superior al precio de venta de la casa, el juez le permitirá continuar con la propiedad de la casa, deberá seguir pagando la hipoteca, y al mismo tiempo, quedará perdonado de todas las restantes deudas.

El deudor obtendrá el perdón de todas sus deudas, una vez liquidado todo su patrimonio, salvo aquellos bienes inembargables, tales como libros o instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio al que se dedique el deudor.

¿Cuánto dura el trámite?

El procedimiento es rápido. En aquellos casos en los que el deudor no tiene bienes, y dependiendo del momento en que lo solicite, todo el procedimiento puede durar menos de seis meses.

¿Se puede detener un embargo de salario con la Ley de Segunda Oportunidad?

Correcto, durante el procedimiento de la Segunda Oportunidad, los embargos existentes se suspenden temporalmente y no pueden realizarse nuevos embargos sobre los bienes del solicitante. Esto proporciona un alivio financiero y protege los activos del deudor mientras se busca una solución a la situación de insolvencia.

¿Cuáles son las desventajas de optar por la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad ofrece importantes ventajas para los deudores al permitir la exoneración de deudas. Sin embargo, también presenta desventajas que deben tenerse en cuenta.

A pesar de estas desventajas, la Ley de Segunda Oportunidad sigue siendo una excelente solución para casos de deudores insolventes que cumplen con los requisitos y tienen deudas significativas.

¿Es posible eliminar la deuda hipotecaria con la Ley de Segunda Oportunidad?

La deuda de la hipoteca no puede cancelarse directamente mediante la Ley de Segunda Oportunidad, ya que las deudas con garantía real están excluidas. Sin embargo, si después de la ejecución hipotecaria queda una parte de la deuda pendiente que no se ha podido saldar, esta sí puede ser exonerada, ya que deja de tener la protección de la garantía real.

¿Qué tipos de deudas están cubiertas por la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece la posibilidad de cancelar la mayoría de las deudas, aunque existen algunas excepciones detalladas en el artículo 489.1 de la Ley Concursal:

  1. Deudas por responsabilidad civil extracontractual, incluyendo las derivadas de muerte o lesiones personales, así como las indemnizaciones por accidentes laborales y enfermedades profesionales, independientemente de cuándo se declare su responsabilidad.
  2. Deudas por responsabilidad civil derivadas de delitos.
  3. Deudas por pensión alimenticia.
  4. Deudas por salarios correspondientes a los últimos 60 días de trabajo antes de la declaración de concurso, limitadas al triple del salario mínimo interprofesional, así como los salarios devengados durante el proceso, si no han sido cubiertos por el Fondo de Garantía Salarial.
  5. Deudas con entidades públicas, aunque se permite la exoneración de hasta 10.000 euros para las deudas con Hacienda y la Seguridad Social, con la condición de que los primeros 5.000 euros sean exonerados completamente y el 50% de la deuda restante hasta los 10.000 euros.
  6. Deudas por multas impuestas en procesos penales y sanciones administrativas graves.
  7. Deudas por costas y gastos judiciales asociados con el proceso de solicitud de exoneración.
  8. Deudas con garantía real, que incluyen el principal, intereses u otros conceptos, siempre que estén dentro del límite del privilegio especial, determinado según lo establecido en la propia Ley Concursal.

¿Cómo se implementa la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece formas de eliminar deudas para deudores insolventes:

  1. Liquidación de activos: Vende todos los bienes para cancelar deudas.
  2. Plan de pagos: Conserva bienes y paga deudas en 3 o 5 años.
  3. Insuficiencia de activos: Sin bienes ni ingresos, puede cancelar deudas.

¿Se pueden saldar deudas con la Seguridad Social mediante la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite exonerar hasta 10.000 euros de deudas con la Seguridad Social. Los primeros 5.000 euros se exoneran completamente y el 50% de la cantidad restante hasta los 10.000 euros. La deuda total debe ser al menos de 15.000 euros para exonerar 10.000 euros. La reforma de 2022 amplió esta posibilidad en el artículo 489 de la Ley Concursal.

¿Es viable liquidar las deudas tributarias con Hacienda utilizando la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite exonerar hasta 10.000 euros de deuda con Hacienda. Los primeros 5.000 euros se cancelan completamente y el 50% de la deuda entre 5.000 y 10.000 euros. La deuda total debe ser al menos de 15.000 euros. La reforma de 2022 amplió esta posibilidad en el artículo 489 de la Ley Concursal.

¿Es posible obtener financiamiento después de beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad?

Sí, se puede obtener un préstamo después de usar la Ley de Segunda Oportunidad, pero hay que asegurarse de que no afecte al plan de pagos. Los acreedores podrían solicitar la revocación de la exoneración de deudas si el nuevo préstamo interfiere con el cumplimiento del plan.

¿Qué tipos de deudas no pueden ser eliminadas mediante la Ley de Segunda Oportunidad?

Deudas no cancelables según el artículo 489.1 de la Ley Concursal:

  1. Responsabilidad civil extracontractual por daños personales.
  2. Responsabilidad civil por delitos.
  3. Deudas de alimentos.
  4. Salarios de los últimos 60 días antes de la declaración de concurso, limitados.
  5. Deudas públicas, con exención limitada a 10.000 euros.
  6. Multas penales y sanciones administrativas graves.
  7. Costas legales de la solicitud de exoneración.
  8. Deudas con garantía real, dentro del límite del privilegio especial.

¿Cómo afecta la Ley de Segunda Oportunidad a los avalistas?

La Ley de Segunda Oportunidad excluye a los avalistas (Artículo 492 de la Ley Concursal). Sin embargo, en la práctica, si se exoneran las deudas, también se eximen a los avalistas. Si la exoneración es provisional, depende del caso.

¿Es obligatorio contar con un abogado para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad?

El abogado es necesario en Ley de Segunda Oportunidad. Antes, era posible sin abogado en fase extrajudicial. Ahora, es necesario desde el inicio.

¿Cuáles son los requisitos para acogerse bajo la Ley de Segunda Oportunidad?

  1. Persona física (autónomo o particular).
  2. Insolvencia actual o inminente.
  3. Deudas con al menos dos acreedores.
  4. Ser deudor de buena fe.
  5. No haber usado la Ley de Segunda Oportunidad en los últimos 5 años (con liquidación de activos) o 2 años (con plan de pagos).

¿Se puede mantener la residencia principal bajo la protección de la Ley de Segunda Oportunidad?

Sí, es factible conservar la vivienda principal tras aplicar la Ley de Segunda Oportunidad. El deudor puede optar por:

  1. Liquidar todos los bienes para eliminar las deudas desde el inicio.
  2. Seguir un plan de pagos, cancelando inicialmente parte de las deudas y pagando el resto en 3 o 5 años, manteniendo los bienes, incluida la vivienda habitual.

¿Cuáles son los pasos a seguir para aprovechar la Ley de Segunda Oportunidad?

Los pasos para solicitar la Ley de Segunda Oportunidad son:

  1. Presentar la Solicitud de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (EPI) ante el Juzgado de lo Mercantil.
  2. Si el deudor cumple los requisitos, el juez emitirá un auto concediendo la EPI. Hay dos opciones para obtenerla:
    a. Liquidación de la masa activa: Vender los bienes y cancelar todas las deudas de inmediato.
    b. Seguir un plan de pagos: Cancelar parte de las deudas inicialmente y pagar el resto en 3 o 5 años. Se conservan los bienes, incluida la vivienda habitual.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad