fbpx
CONTACTAR
  935 851 265
  621 253 220
ley segunda oportunidad

El alud de concursos de particulares lleva al colapso a los juzgados mercantiles

Los tribunales de Barcelona piden refuerzos para tramitar 9.590 casos pendientes del 2023

Los juzgados mercantiles están desbordados por la avalancha de concursos de acreedores de particulares y autónomos. Tras la reforma de la ley en 2022, ha aumentado significativamente la posibilidad de que estos deudores obtengan una exoneración del pago de sus deudas. En el primer trimestre del año, los procedimientos en toda España han llegado a 8.199, lo que representa un aumento del 67,5% respecto al mismo periodo de 2023 y un incremento del 41,8% en comparación con el trimestre anterior, según datos del Colegio de Registradores de España publicados esta semana.

Los tribunales de Barcelona ya habían alertado el año pasado sobre el aumento significativo de la carga de trabajo, pero en los últimos meses la situación se ha vuelto insostenible. «Hemos solicitado una comisión de servicio ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para obtener un equipo de refuerzo que nos ayude a tramitar los 9.590 concursos de personas físicas que nos quedan pendientes del año pasado», aseguran fuentes judiciales.

La petición se hizo en abril, y los juzgados mercantiles esperan recibir noticias en las próximas semanas. Esta ayuda también fue solicitada y obtenida hace unos años cuando se vieron desbordados por el alud de reclamaciones del sector aéreo.

«Necesitamos refuerzos para desatascar la entrada de concursos de personas físicas. El tiempo de espera para que los deudores obtengan una resolución ha pasado de tres meses a aproximadamente un año. Esta situación no es deseable, ya que la mayoría de los casos afectan a familias con serias dificultades», alertan.

Paralelamente, los doce tribunales mercantiles de Barcelona esperan recuperar el desaparecido juzgado número 13 para reforzarse. «Llevamos tiempo solicitando esta ampliación al Departamento de Justicia. Todo apunta a que debería llegar este año, aunque las elecciones en la Generalitat pueden paralizar el proceso», reconocen.

Con el mismo objetivo de reducir el volumen de trabajo, los juzgados de Barcelona han impulsado un proyecto para introducir una herramienta de inteligencia artificial que automatice tareas repetitivas y agilice la tramitación de concursos sin masa activa. Esta iniciativa se desarrolla junto a la Universitat Pompeu Fabra. «De momento, estamos esperando los permisos del Departamento de Justicia que deben permitir a los ingenieros acceder a los expedientes concluidos para construir los algoritmos necesarios para que la herramienta sea fiable», explican fuentes judiciales.

BLANCA GISPERT Barcelona
La Vanguardia

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad